Tanzania, un destino de safari para amantes del peligro

safari en Tanzania

Pocos destinos en África pueden rivalizar con la diversidad de vida silvestre, cultura, música, arte y paisajes que se dan cita en Tanzania. ¿Te gustaría conocer todos los secretos de este maravilloso destino?

¿Te preguntas por qué hacer en safari en Tanzania? Fauna, playas exóticas, culturas fascinantes y rincones tan increíbles como el Serengeti, el Ngorongoro y el Monte Kilimanjaro. Todo eso es Tanzania, una tierra que se adaptará como un guante a los aventureros y amantes de las emociones fuertes, sin decepcionar a las familias y enamorados.

Hay mucha vida en Tanzania más allá de sus bellas sabanas. Tendrás la posibilidad de relajarte en sus playas de arena, ver magníficos amaneceres en tonos pastel y sentir como el viento acaricia tus cabellos mientras te desplazar en un barco tradicional. ¡Todo esto implica hacer un safari en Tanzania!

Y es que nada estimula tanto los sentidos y la imaginación como un safari por Tanzania. La experiencia cultural incluye una multitud de grupos étnicos y tribales, sus leyendas, religiones, artes y música. La gente de Tanzania es tan variada y diversa como las tierras que deambulan.

Tanzania, uno de los grandes paraísos turísticos de África

Ubicada en la costa este del continente africano, Tanzania se extiende por 885 mil kilómetros cuadrados de tierra y más de 61 kilómetros cuadrados de agua, lo que la convierte en una de las treinta naciones más grandes del mundo, abarcando un área total de 947 mil kilómetros cuadrados.

safari-en-tanzania-jirafas
Foto de Larry Johnson, Flickr.

Profundizando un poco en su historia, a los viajeros les gustará saber que Tanzania se convirtió en estado independiente en 1961, después de obtener su soberanía del Reino Unido. La población de Tanzania supera los 43 millones, con una densidad de 49 personas por kilómetro cuadrado.

¿La principal atracción del país? No, no es el safari, pero casi: el Monte Kilimanjaro es el gran reclamo para viajar a Tanzania. Este icono, que proyecta su sombra en las llanuras del norte de la nación, atrae a los visitantes con sus elegantes flancos boscosos y su majestuosa cumbre cubierta de nieve.

Es el pico más alto de África y cuenta con el volcán independiente más alto del mundo. También es el hogar de la gente Chagga, y de una gran cantidad de aves y vida silvestre. Pero Tanzania es mucho más que eso.

safari-en-tanzania-tribus
Foto de William Warby, Flickr.

Dondequiera que vayas, abundan las oportunidades para conocer a las personas y culturas fascinantes. Los turistas tienen la oportunidad de conocer a los guerreros maasai o los Barabaig seminómadad cerca de Mt Hanang, con su gran hospitalidad, una comida exquisita y una danza tradicional que te sorprenderá.

Por qué hacer un safari en Tanzania

Más que cualquier otro destino, Tanzania es la tierra de los safaris, con el debido respeto que se merecen otros países africanos con una larga tradición en este tipo de actividades, como Namibia, Sudáfrica o Botswana.

Para organizar un safari en Tanzania, debemos antes conocer qué nos espera ‘ahí fuera’. A decir verdad, en todo el país hay oportunidades para experimentar la diversidad que ofrece este destino: hacer un safari en barco por el río Rufiji, contemplar a las jiradas entre los antiguos árboles baobab en el Parque Nacional Ruaha, fotografiar a las aves acuáticas en la isla Rubondo, etc.

safari-en-tanzania-atardecer
Foto de Leon F. Cabeiro, Flickr.

Y si todavía te preguntas qué ver en Tanzania, sus playas idílicas te conquistarán. La costa del Océano Índico de Tanzania es mágica, con islas tranquilas y tranquilas aldeas costeras impregnadas de siglos de cultura swahili. No hay nada como relajarse en playas de arena a la sombra de palmeras y enormes baobabs.

¿Cuál es la mejor época para hacer un safari en Tanzania?

Pero ¿cuál es el mejor momento para vivir esta aventura turística? El clima en este destino, situado en el trópico de Capricornio, varía poco en su rango de temperatura durante todo el año, manteniéndose en un promedio de alrededor de 30 grados centígrados durante el día y cayendo hasta los 15 grados en la noche.

Viajar entre diciembre y febrero permite asistir al nacimiento de cebras y ñus, teniendo así la oportunidad de ver a estas crías dando sus primeros pasos. Ciertos parques en Tanzania, además, también tienen un período seco corto en enero y febrero, entre las lluvias cortas de noviembre y diciembre y las largas lluvias de marzo a mayo, que es ideal para los adeptos a los safaris.

safari-en-tanzania
Foto de Anita Ritenour, Flickr.

El momento de máxima ocupación turística tiene lugar entre junio y octubre, debido a la gran migración que se desarrolla durante esta época; sin embargo, este es también el mejor momento para disfrutar de la vida silvestre, debido a que la sequía obliga a los animales a concentrarse en áreas concretas en busca de agua, en lugar de dispersarse.

¿Qué necesito para viajar a Tanzania?

Deberemos viajar con un pasaporte en vigor de al menos seis meses de validez desde la fecha de entrada al país y al menos con tres páginas en blanco. El coste del visado turista ronda los 50€ y cuenta con una validez de hasta 90 días.

Otro punto a tener en consideración con las vacunas al viajar a Tanzania. Como es evidente, además de tener al día la cartilla de vacunación, es obligatoria tener la vacuna de la fiebre amarilla. No obstante, según la Embajada de Tanzania en París, solo es obligatoria si vienes de otros países africanos o de Sudamérica.

safari-en-tanzania-paisaje
Foto de Yoni Lerner, Flickr.

Igualmente se recomienda la vacuna del tétano, y es del todo punto imprescindible disponer de un tratamiento contra la Malaria, que evite exponer la piel sin repelente durante las primeras y últimas horas del día.

En cuanto a la cuestión de si es seguro viajar a Tanzania, este país africano cuenta con una situación política relativamente, siendo sus niveles de delincuencia similares a los de los territorios que lo rodean. La actividad terrorista sí es una amenaza en esta nación, pero siguiendo las indicaciones de la embajada y el touroperador elegido, no tendrás nada que temer (en consecuencia, hacer un safari en Tanzania por libre no es recomendable para viajeros inexperimentados).

En definitiva, no sorprende que el 99% de quienes viajan a Tanzania por primera vez, bien por sus safaris o por sus otros atractivos, terminen escuchando tarde o temprano la frase karibu tena. Es la forma que tienen los tanzanos de decir: bienvenido de nuevo.



Por Raúl G. Núñez.

Otros safaris que te interesarán