Sal a mares: el Lago Assal de Yibuti, uno de los destinos más singulares

Lago Assal

El llamado ‘lago de miel’ de Yibuti presume de ser una de las mayores rarezas del continente africano, debido a su altísima tasa de salinidad. Pero ¿qué secretos esconde el lago Assal?

El lago Assal de Yibuti no es el más grande de África. No es el más paradisíaco. Tampoco es el lago más codiciado por el público turista (ni siquiera es recomendable darse un chapuzón en sus aguas). Y sin embargo, este destino se encuentra en boca de todos, debido a una serie de características únicas, que lo han convertido en uno de los lugares más turísticos de Yibuti.

Sus aguas color turquesa y su privilegiada ubicación, en la parte superior del Gran Valle del Rift, pueden llevar a engaño y hacer pensar que el lago Assal es una acumulación de agua como otra cualquiera. Sin embargo, sus blancas orillas obligan al viajero a pensárselo dos veces. No puede ser: ¿todo ese blancor es sal? Así es.

Aunque pueda sorprender, el lago más salado del mundo no es el Mar Muerto, sino el lago Assal en África, con una concentración superior al 34%. Tan saladas son sus aguas y orillas que, mientras la flotabilidad de otros lagos hipersalinos es una divertida atracción, en Assal. ¿Por qué? Debido a tales concentraciones de sal convierten cualquier superficie en una cuchilla, de manera que la idea de darse un baño no es aconsejable.



Lago Assal, una de las mayores rarezas del Gran Valle del Rift

El lago Assal está ubicado en un cráter volcánico en la parte centro-oeste de Yibuti, y marca el comienzo del Gran Valle del Rift africano, abriendo el camino hacia el desierto de Danakil. La salinidad del llamado ‘lago de miel’ se deba a que es la depresión terrestre más baja de su continente, a 150 m por debajo del nivel del mar.

lago Assal lugares turisticos

El lago Assal es el lago más salino fuera de la Antártida y alberga la reserva de sal más grande del mundo. Tiene un lecho de sal sólida con un espesor de aproximadamente 40 cm, nada menos. Por si fuera poco, es uno de los rincones más calurosos de la Tierra, con puntos máximos de evaporación que pueden alcanzar los 55 ° C en verano. Pero su gran atractivo, la sal, también es su maldición, ya que no hay vegetación a la vista; solo arbustos espinosos y una rica población de bacterias

De todos los lagos de Yibuti, este es el más asombroso, como consecuencia de sus condiciones ambientales, especialmente el viento, el sol y la impresionante belleza del paisaje, que casi parece de cristal. En su superficie se pueden aprecar los colores cambiantes del lago desde diferentes perspectivas.

Durante siglos, el lago Assal ha estado en el centro del comercio de sal en el Cuerno de África. No hace mucho tiempo, era bastante común ver a las caravanas de sal que transportaban su preciado cargamento hasta Etiopía. Las tribus de Afar, una de las poblaciones más pobres del mundo, todavía cosechan y venden los cristales de sal, y han hecho de este comercio su principal fuente de ingresos.

lago Assal que ver en yibuti

Además del lago Assal en sí, otras atracciones en sus inmediaciones son de gran interés turístico, como el parque nacional del Bosque de Day o la ciudad de Yibuti, a 120 kilómetros, una parada obligada para quienes busquen un souvenir como recuerdo de su visita.

Y es que este insólito lago es una de las grandes maravillas que ver en Yibuti, un destino que nunca deja de sorprender.



Por Raúl G. Núñez.

Más destinos en África