¡Egipto al natural! Cómo es la flora y la fauna egipcia más exótica

fauna de egipto

Egipto es mucho más que camellos, pues sus ecosistemas gozan de una gran variedad de especies.
La planta de papiro es la ‘joya de la corona’ del mundo vegetal.
Sólo aquí pueden encontrarse al ibis eremita, el caracal, el dugongo y otros animales insólitos.

Exótica, colorida y sorprendente, la flora y la fauna de Egipto destacan por su variedad. A pesar de la falta de precipitaciones, la mayor parte de los 1.01 millones de kilómetros cuadrados de territorio egipcio disponen de una abundante vida vegetal. Al camello y el ganso del Nil se suman otras especies de interés, como el gato del desierto, el ibis eremita o el caracal, que llevan de vida un paisaje con abundantes carrizos y papiros.

Incluso el desierto oriental, que recibe escasas precipitaciones, es compatible con una variada vegetación, que incluye arbustos espinosos, aromáticas hierbas y flores tan coloridas como el lirio del Nilo. Los viajeros más curiosos que se pregunten cuál es la flora y fauna de Egipto, no quedarán decepcionados con las siguientes líneas.

flora y fauna del nilo rio

Ni muerde ni escupe: así es la fauna silvestre de Egipto

Además de los búfalos de agua, camellos, burros, ovejas, cabras y otros animales domesticados, el animal salvaje más grande es el aoudad, un tipo de oveja barbuda, que sobrevive en las arenas sureñas del desierto occidental. Dado que no es mucho mayor que una cabra montesa, Egipto ofrece una ventaja considerable con respecto a Sudáfrica, Kenia y otros países africanos: es extremadamente improbable tropezar con grandes depredadores ―aunque los turistas que busquen los Big Five deberán buscar más al sur del continente.

animales de egipto gansos del nilo

No obstante, esta afirmación no es del todo cierta, pues las susurrantes aguas del Nilo albergan hipopótamos, especie muy temperamental y peligrosa, y los dueños y señores de este afluente, los cocodrilos de Nilo (Crocodylus niloticus). No obstante, lejos de la zona sur de la presa de Aswān High, su presencia es escasa, no representando un peligro para la vida humana.

Otro representante de la fauna de Egipto actual es el hennec, un pequeño zorro que habita en el desierto; las dorcas o gacelas comunes, la liebre egipcia y dos tipos de jerboa, un roedor provisto de largas patas largas para saltar. El chacal egipcio todavía existe, y siempre anda al acecho de los damanes, otra suerte de roedor de hasta 4 kg, que se encuentra en las montañas del Sinaí y que podría ser un pariente muy, muy lejano del elefante, según los especialistas.

animales de egipto cocodrilo del nilo

En cuanto a las serpientes venenosas, destaca la cobra egipcia o áspid de Cleopatra en las áreas agrícolas. Los escorpiones son comunes en las regiones desérticas, y es posible encontrar una respetable variedad de insectos, incluyendo la langosta.

flora y fauna de egipto camello

Las aves también ocupan un puesto de honor en la fauna nacional de Egipto. ¡Cuenta con unas 150 aves residentes! Por supuesto, a este número debe añadirse las especies de están de paso, más de 200, que recorren este país en gran número durante en las migraciones de primavera y otoño.

El cuervo encapuchado es un residente habitual del país egipcio, al igual que el halcón borní o lanner, el cernícalo y las águilas reales, que viven en el desierto oriental y en la península del Sinaí. La garza blanca o garceta grande aparece en el valle del Nilo y en Al-Fayyūm, al igual que la abubilla, un ‘punky’ habitual en las regiones frondosas del país.

flora y fauna de egipto peces

Pero en la fauna del país de Egipto se dan cita más de 190 variedades de peces, siendo el más común la tilapia del Nilo, un pez de escamas gruesas y de aleta espinosa, así como la llamada perca del Nilo. No obstante, el territorio egipcio tiene salida al Mar Rojo y el Mar Mediterráneo, disponiendo de una variedad infinita de especies acuáticas. El insólito dugongo, en el que se profundizará más adelante, quizá sea el más llamativo.

A través del Nilo y más allá: cómo es la vegetación de Egipto

El valle del Nilo es la hogar de una grandísima variedades de plantas acuáticas, como el loto, que se desarrolla principalmente en los canales del delta. Hay más de 100 especies vegetales en estas aguas, entre ellas el bambú y el esparto, una hierba gruesa y larga que crece cerca del agua. Varias especies de poáceas pueblan las orillas de este histórico afluente, siendo parte indispensable en cualquiera de las imágenes de flora y fauna de Egipto.

flora y fauna del aswan

La estrella de la rivera del Nilo es, como no podía ser de otra manera, el papiro, altamente cultivado en la antigüedad, aunque hoy sólo pueda encontrarse en los jardines botánicos. Debido al ‘papel’ que jugaron estos vegetales en la elaboración de los manuscritos utilizados por los antiguos egipcios, la planta de papiro se ha convertido en uno de los souvernirs más buscados de Egipto.

vegetacion en egipto lirio del nilo

La vegetación y fauna de Egipto parecen fundirse en el paisaje con una belleza y armonía insuperable. La palmera datilera puede encontrarse en todo el delta y en el valle del Nilo. La palmera dum crece en el Alto Egipto y en los oasis, siendo parte integrante del entorno de las pirámides y templos cercanos a la rivera.

vegetacion en egipto papiro mauro guanandi

No obstante, hay muy pocos árboles nativos en este país. El enebro fenicio es la única conífera endémica, aunque existen varias especies de coníferas cultivadas. La acacia está muy extendida, al igual que el eucalipto y el sicómoro. La jacaranda, la poinciana real y la lebbek se han convertido en un rasgo característico del paisaje egipcio, a pesar de su carácter extranjero.

5 animales de Egipto más insólitos y fascinantes

De un vistazo, la fauna característica de Egipto brilla con luz propia, teniendo poco que envidiar a la de otros destinos africanos. Más allá del camello, este país alberga un sinfín de especies endémicas que la mayor parte del público desconoce.

Caracal, el gran felino egipcio

El caracal (Caracal caracal) se denomina a veces lince africano, persa o del desierto, aunque no es un lince. Puede encontrarse vagando por los desiertos del este y del norte de Egipto, aunque su número es escaso, siendo considerada una especie amenazada en el norte de África. Al ser un miembro de la familia de los felinos, emite sonidos muy parecidos, salvo cuando se siente en peligro, momento en que produce una especie de ladrido.

animales de egipto caracal



Ibis eremita, un ave sagrada donde las haya

Uno de los animales simbólicos egipcios es el Ibis eremita (Geronticus eremita), un ave desprovista de plumas en la cabeza, con un pico rojo muy largo y curvo. Se reproduce colonialmente en los acantilados costeros o montañosos, siendo extremadamente difícil de avistar en zonas desérticas. Se alimenta de lagartos, insectos y pequeños roedores. Desapareció de Europa hace más de 300 años y ahora se considera en peligro crítico de extinción (dándosele incluso por desaparecido en Egipto), a pesar de ser una de las aves más valoradas por las antiguas civilizaciones que habitaron el valle del Nilo.

¡Un ave sagrado para los antiguos egipcios! No es difícil apreciar al Ibis eremita en los jeroglíficos de los templos y edificios del antiguo Egipto. Los faraones asociaban este ave con Thoth, una deidad responsable de la invención de la escritura y el alfabeto. De ahí que sea uno de esos animales sagrados en Egipto.

animales de egipto gato del desierto ibis

Gato de las arenas, un felino muy peculiar

Conocido como una de las especies felinas más esquivas, el gato de las arenas (Felis margarita) pueden vivir mucho tiempo sin tener acceso a agua, encontrándose perfectamente adaptado a las inclemencias del desierto egipcio. A diferencia de otros felinos, como el gato doméstico (Felis silvestris catus), este animal no es territorial. Además de Egipto, habitan el desierto del Sahara de África, toda la península arábiga y determinadas regiones de Asia central.

animales de egipto gato del desierto
Foto de Tambako the Jaguar, Flickr.

Dugongo, el ‘camello’ marino del Mar Rojo

El dugongo (Dugong dugon) es un primo lejano del manatí. Aunque la mayor población de este animal se encuentra en la costa norte de Australia, puede avistársele a lo largo del Golfo Pérsico y el Mar Rojo. En las regiones egipcias de Marsa Alam y Abu Dabbab, es posible tropezar con este simpático animal con la práctica del buceo y el snorkeling. ¡Puede vivir más de 70 años y forma parte de la familia de los sirénidos!

animales de egipto Dugong dugon

Camellos, la esencia de las dunas egipcias

¿Qué sería del exótico paisaje de Egipto sin la presencia de estos nobles animales? A pesar de ser capaces de escupir a varios metros de distancia, los camellos (Camelus) goza de una fama merecida entre los lugareños, debido a su resistencia, su lealtad y su docilidad. Sus distintivas jorobas, que en realidad son grandes depósitos de grasa y no están llenos de agua, forma parte del relieve del Nilo, siendo un excelente medio de transporte para recorrer las pirámides de Egipto, debido a su excelente adaptación al medio ambiente del desierto. ¡Pueden pasar hasta diez días sin beber!

animales de egipto camello

Y es que la vegetación y fauna de Egipto nunca dejarán de sorprender al público turista, que no tarda en entender que la magia de este país no reside únicamente en sus pirámides. ¡Su naturaleza también es extraordinaria!



Por Rebeca Castaño.

Más destinos en África