Misterio y tragedia: así fue el descubrimiento de la tumba de Tutankamón

descubrimiento de la tumba de Tutankamón

El hallazgo de la tumba de Tutankamón fue el resultado de más de 30 años de búsqueda por parte de Sir Howard Carter.
La maldición del faraón comenzó con la muerte de Lord Carnarvon.
Las fotos de la tumba de Tutankamón son un reflejo de la opulencia y el esplendor de los faraones egipcios.

La historia de la tumba de Tutankamón es tan fascinante como estremecedora. Oculto durante más de 3 mil años, el faraón, su tesoro y su maldición fueron desatados el 25 de noviembre de 1922, cuando Sir Howard Carter y otras 25 almas entraron en la tumba: sólo 18 de ellas lograrían sobrevivir.

El descubrimiento de la tumba de Tutankamón despertó, además de la consabida maldición, una pasión mundial por el antiguo Egipto y por la arqueología en general. También permitió conocer más sobre la momificación y de los ritos funerarios, pues a diferencia del resto de tumbas encontradas, la de Tutankamón no había sido profanada por saqueadores.

¿Quién fue Tutankamón y por qué es el faraón más famoso?

Entre el año 1336 y el 1327 a.C. Tutankamón gobernó los territorios que integraban el antiguo Egipto. No siempre se le conoció con ese nombre, sino como Tutankhaten, que que literalmente significa ‘imagen viva de Aten’, pues sus antepasados adoraban a un dios del sol conocido con este nombre. Después de unos años en el trono, el joven rey cambió su religión, abandonó el culto a Aten y comenzó a adorar al dios Amón, considerado el rey de los dioses, lo que dio lugar al nombre que conocemos, Tutankamón, esto es, ‘imagen viva de Amón’.

descubrimiento de la tumba de Tutankamón cazando con arcu, portando la corona Jepresh
Una famosa pintura que muestra al faraón cazando con arco, en imagen.

Son muchas las razones que explican por qué Tutankamón ha pasado a la historia como uno de los faraónes egipcios más importantes, superando incluso a Cleopatra. Desde el punto de vista histórico, es notable que este faraón restableciera el sistema de culto politeísta en Egipto, por ejemplo. Para los arqueólogos y amantes de la aventura, Tutankamón es importante porque la suya fue la única tumba real que logró librarse del saqueo y el expolio, siendo uno de los hallazgos más mediáticos de todos los tiempos.

Una de las facetas más controvertidas de este faraón egipcio es el hecho de que su hermana, Anjesenamón, fuera a su vez su esposa. Sin embargo, que la esposa de Tutankamón tuviera su misma sangre no era extraño en la realiza del antiguo Egipto, pues este tipo de uniones conyugales permitía mantener la ‘pureza’ del linaje real.

Pero ¿de qué murió Tutankamón? La momia de Tutankamón muestra que falleció cuando tenía aproximadamente 18 años, pero no se sabe exactamente cuál fue la causa de la muerte. Los daños evidentes en el pecho y las piernas de Tutankamón sugieren un accidente, bien durante la práctica de algún deporte (accidente de caza) o debido a las heridas sufridas en el campo de batalla.

momia de tutankamon
Réplica de la momia de Tutankamón, expuesta en el Museo Egipcio de El Cairo.

El asesinato es una hipótesis más que factible, pues su cuerpo sufrió daños en varias etapas, inmediatamente antes y después de la muerte. El proceso de momificación fue apresurado, lo que dio lugar a errores (dentro de la tumba, por ejemplo, una reacción química provocó que se incendiara y quemara). Pero el hecho más insólito es la ausencia de corazón.

Sin embargo, los egiptólogos atribuyen estas y otras particularidades a la intención de aproximar la imagen física de Tutankamón al dios Osiris (que fue desmembrado y desprovisto de corazón por su hermano, según la mitología egipcia). Para expresar la fuerza vital de esta deidad, Tutankamón fue momificado de forma que conservara su miembro viril erecto. También se cree que su piel fue oscurecida a propósito, a imagen de Osiris.

Así fue el descubrimiento de la tumba de Tutankamón

Sir Howard Carter, arqueólogo británico y el egiptólogo más famoso, dedicó gran parte de su vida a ser el primero en encontrar la tumba de Tutankamón. Cuando Carter comenzó a trabajar en Egipto en 1891, la mayoría de los faraones documentados tenían un descorazonador punto en común: sus tumbas ya habían sido abiertas y saqueadas hacía siglos. Casi todas presentaban el mismo aspecto… menos una.

descubrimiento de la tumba de Tutankamón 1871 guiza

El Valle de los Reyes fue el lugar donde encontraron la tumba de Tutankamón, y quizá fueron sus reducidas dimensiones las que le permitieron pasar desapercibidas durante tres milenios. En 1907 Carter comenzó a trabajar para George Herbert, el quinto conde de la familia de los Carnarvon, quien lo ayudaría en su búsqueda para descubrir la tumba perdida de Tutankamón.

Carter invirtió grandes cantidades de dinero y tiempo para determinar donde estaba la tumba de Tutankamón. Con Lord Carnarvon como su patrocinador, comenzaron a trabajar seriamente en la excavación del Valle de los Reyes, donde tras cinco años de trabajo no encontraron más que polvo y escombros.

descubrimiento de la tumba de Tutankamón momento en que carter abre la tumab
En imagen, el momento en que Carter abre la tumba del faraón.

Todo cambió el 1 de noviembre de 1922, cuando la entrada al sepulcro del faraón egipcio apareció a sus ojos, bajo el manto arenoso del desierto, a la espera de ser descubierto. Pasaron tres semanas hasta que se pudo comenzar a excavar. Los trabajadores expusieron todos los escalones y la entrada sellada a la tumba.

Rústico sistema de seguridad encontrado en la abertura inmediata a la tumba de Tutankamón.

El 25 de noviembre es una fecha notable para la egiptología, pues marcó el comienzo del descubrimiento de la tumba de Tutankamón. Sir Howard Carter, cincel en mano, abrió un agujero en la pared que comunicaba el sepulcro con el exterior. ¿Qué había al otro lado? Estatuas de animales, perfumes, kilos de ébano, juguetes infantiles y otros ajuares funerarios, además del propio Faraón, envuelto literalmente en oro. ¡Este preciado mineral adornaba hasta el último rincón del sepulcro!

descubrimiento de la tumba de Tutankamón carter 1922

Lo más sorprendente es que, según los modernos historiadores, lo que Carter encontró en el sepulcro era una pequeña parte del tesoro que originalmente contuvo. (Hoy sabemos que la tumba fue saqueada con anterioridad, y en dos ocasiones además). Quizá la mejor forma de entender cómo era Tutankamón y cuánto su poder es echar un vistazo a los incontables tesoros que fueron encontrados en su tumba.

descubrimiento de la tumba de Tutankamón museo egipcio el cairo

Sin embargo, el hallazgo más aterrador fue una supuesta inscripción que Carter encontró en el interior de la tumba: La muerte vendrá sobre alas ligeras al que estorbe la paz del faraón. «Las consecuencias de la profanación no se harían esperar».



4 de abril de 1923: comienza la maldición de Tutankamón

Pero la verdadera historia de Tutankamón estaría incompleta sin la mención de la maldición que, durante toda una década, encabezó las portadas de The New York Times, The Courier-Journal, The Times y otros diarios internacionales. ¿La causa? Al menos siete personas fallecidas en extrañas circunstancias y con un nexo en común: la tumba de Tutankamón.

periodico encuentran tesoro vinculado a la tumba de tutankamon
El rotativo británico The Times hizo un seguimiento exhaustivo del hallazgo y posterior maldición del faraón. El titular dice: “Encuentran tesoro vinculado a la tumba de Tutankamón”, con la imagen de Lord Carnarvon.

La apertura de la cámara funeraria proporcionó a la prensa un sinfín de titulares, ya que el hallazgo fue sólo el comienzo de una larga serie de relatos sensacionalistas. Todo comenzó con la muerte del patrocinador de la expedición, Lord Carnarvon, sólo cuatro meses.

La autopsia determinó fue una septicemia, provocada por la picadura de un mosquito, lo que causó la muerte fulminante de Carnarvon en el hotel Savoy de la capital egipcia. (Curiosamente la picadura fue encontrada en la mejilla izquierda, allí donde el faraón tenía una herida).

descubrimiento de la tumba de Tutankamón foto antigua

La maldición de Tutankamón continuó con el George Jay Gould, un viajero pudiente de Estados unidos que visitó la tumba un año después de su descubrimiento, enfermando inmediatamente después y muriendo como consecuencia de una neumonía. Sir Archibald Reid, quien ni siquiera estaba en la expedición liderada por Carter, también falleció. Y es que este radiólogo de profesión fue el responsable de analizar la radiografía de Tutankamón, enfermando sólo 24 horas después de recibirla. Una semana después murió.

Durante la década siguiente, unas cuatro personas más corrieron la misma suerte, lo que da un alcance limitado a la maldición del faraón egipcio, ya que una veintena de personas intervinieron en su exhumación. No debe incluirse al propio Carter en el listado de muertes, pues falleció por causas naturales y achacando la existencia de la maldición a la «estupidez humana».



En busca de KV62: ¿se puede visitar la tumba de Tutankamón?

La visita de la tumba de Tutankamón (KV62) es una de las actividades más populares de Lúxor, siendo perfectamente posible desde principios de 2015, como informó el diario ABC. El Valle de los Reyes donde está Tutankamón fue reabierto al público tras las labores de restauración, que mejoraron la seguridad, establecieron un suelo e incluyeron otros elementos necesarios para la seguridad.

descubrimiento de la tumba de Tutankamón museo egipcio el cairo escudo

El precio de la entrada ronda los 15 dólares, y aunque pueda parecer excesivo, los turistas tendrán la oportunidad de contemplar los ajuares funerarios y la momia de Tutankamón, que naturalmente es una réplica, pero exacta, diseñada por Adam Lowe. La momia auténtica se encuentra oculta en algún punto de el Museo Egipcio de la capital del país.

descubrimiento de la tumba de Tutankamón museo egipcio el cairo carro descubrimiento de la tumba de Tutankamón museo egipcio el cairo tesoro

Los viajeros más curiosos que deseen descubrir lo que se encontró en la tumba de Tutankamón, tienen una cita obligada con el Museo Egipcio de El Cairo, uno de los lugares más visitados de Egipto. La máscara funeraria del faraón, un gran abanico de oro, la estatua del guardián y una figura áurea de Tutankamón niño, entre otros tesoros de Tutankamón, que suman unos 3 mil objetos de gran valor.

Casi 100 años después del hallazgo, a los viajeros todavía se les pone la piel de gallina al recordar a Tutankamón, con sus tesoros, sus leyendas y sus misterios.



Por Miguel de Padua, editor.

Más destinos en África